Grandvalira cierra la campaña de Navidad con excelentes registros

Grandvalira cierra la campaña de Navidad con excelentes registros
 
El periodo de vacaciones de Navidad entre el 21 de diciembre y el 6 de enero reafirma la capacidad de la estación de ofrecer un buen servicio al cliente aunque ha recibido una media diaria de 19.279 esquiadores, siendo el día 29 el de más afluencia con más de 28.000 visitantes
El trabajo cuidadoso del equipo de explotación y los largos periodos de producción de nieve de cultivo permiten ofrecer un dominio a pleno rendimiento con 200 km de pistas abiertas
Un intenso calendario de actividades orientadas a las familias y al públi-co más joven, clave para captar el interés de unos clientes cada vez más exigentes con la oferta de alternativas al esquí
 
Andorra la Vella, 7 enero´ 2020. Grandvalira ha vuelto a situarse entre los desti-nos de nieve de referencia durante las vacaciones de Navidad. Del 21 de diciembre al 6 de enero, la estación andorrana ha recibido una media de 19.279 esquiadores diarios a lo largo de 17 días que suman un total de 327.747, una cifra excelente que incrementa en casi un 20% la de la temporada 2018 -2019.
El día de mayor afluencia al Dominio de la Nieve ha sido el 29 de diciembre con 28.227 esquiadores, aunque en cuatro días más se han superado las 25.000 visitas: el 30 de diciembre (27.700), el 3 de enero (27.102) , el 28 de diciembre (26.639) y el 2 de enero (25.471). El origen de los esquiadores que se han desplazado en Grandvalira durante las fiestas ha sido principalmente de destinos de proximidad como Cataluña, Madrid, Valencia y el sur de Francia, pero también se ha registrado un aumento en el número de usuarios de otros destinos más lejanos como Reino Unido o Rusia.
 Grandvalira ha resuelto de manera más que satisfactoria el periodo de vaca-ciones de Navidad, abriendo de manera progresiva hasta rozar el pleno rendimiento con cerca de 200 kilómetros de dominio esquiable, los 14 enlaces entre sectores ope-rativos y más de 130 pistas de las 139 que suma la estación más grande del sur de Europa.
El director general de Grandvalira-Nevasa, Alfonso Torreño ha valorado el balance de las fiestas de Navidades como muy satisfactorio: “Hemos tenido unas cifras de afluencia superiores en invierno pasado, lo que demuestra que Grandvalira es una garantía para los esquiadores y un destino de nieve de primera línea. Cabe destacar la gran labor de los equipos de terreno para mantener la nieve en buenas condiciones y en general de todo el personal de la estación, que han podido garantizar a los visitantes pasar unas buenas fiestas. Las fechas festivas también han favorecido para alcanzar una de las mejores cifras de los últimos años en visitas durante la Navidad”.
Vacaciones para todos los públicos
 
La Escuela de Esquí y Snowboard ha trabajado a pleno rendimiento durante el periodo navideño así como la oferta de aventura con las motos de nieve y el mushing como actividades más solicitadas.
Asimismo, los tres snowparks de Grandvalira, el Snowpark El Tarter, el Sunrise Park Xavi by Henrik Harlaut (sector Grau Roig) y el Sunset Park Peretol by Henryk Harlaut (sector Grau Roig) han ido abriendo progresivamente más módulos y líneas y han reci-bido muy buena aceptación y afluencia de los freestylers durante las fiestas.
El après-ski de Grandvalira, uno de los principales atractivos
El après-ski de Grandvalira también ha sido uno de los principales atractivos para los esquiadores que han elegido el dominio andorrano para pasar sus vacaciones de Navi-dad. L’Abarset, en el sector El Tarter, ha vuelto a ser uno de los puntos neurálgicos de los après-ski de los Pirineos durante estas Navidades, con actuaciones de DJs de re-nombre dentro del panorama de música electrónica como son Viviana Casanova, Edu Imbernon o Mike Gannu, entre otros artistas de renombre.
Inminente descenso de las temperaturas
Las previsiones meteorológicas prevén un descenso de las temperaturas para los próximos días y algunas nevadas ligeras, que permitirán a la estación la activación de los cañones de nieve y los trabajos de los equipos sobre el terreno para garantizar las mejores condiciones de nieve.